Twitter
Youtube
Flickr
Facebook
AECID | Oficina Técnica de Cooperación
Está en: Inicio / Noticias / AECID / OTC / La AECID, el MIMP y empresas privadas promueven la

Noticias

Jueves, 03 Diciembre 2020
Lunes, 09 Noviembre 2020
La AECID, el MIMP y empresas privadas promueven la inserción laboral de mujeres víctimas de violencia

9 de noviembre de 2020.- La violencia contra las mujeres tiene diversas consecuencias que afectan su integridad, salud, igualdad, libertad y bienestar; y además genera altos costos económicos para las empresas. En Perú, la incidencia por días de trabajo perdidos como consecuencia de la violencia contra las mujeres pueden significar un costo de hasta  70 millones de dólares (Oueda, 2020).

En las medianas y grandes empresas, el 23.24 % de colaboradoras han sido afectadas por algún tipo de violencia, en un promedio de cuatro veces por año, lo que representa un costo promedio de 6744 millones de dólares anuales (valor equivalente al 3.7 % del PBI peruano) debido al ausentismo, tardanzas y rotación del personal, entre otros factores (Vara Horna, 2013).

En este contexto, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables y la AECID han desarrollado un proyecto piloto de prevención mediante la inserción laboral de mujeres sobrevivientes a la violencia ejercida por sus parejas. Con la generación de evidencia y condiciones sostenibles de empleo se contribuye al quebrantamiento del ciclo de violencia y se promueve el ejercicio pleno de los derechos y libertades fundamentales de las mujeres.

La experiencia se enmarca en el proyecto “Fortaleciendo la prevención mediante una estrategia nacional articulada para la realización del derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y discriminación basada en género en el Perú”, que busca contribuir con las mujeres víctimas de violencia para impactar positivamente en sus condiciones de vida.

Asimismo, a través del establecimiento de alianzas, con el apoyo de la Cámara Oficial de Comercio de España en el Perú, se han generado oportunidades laborales sostenibles para estas mujeres víctimas de violencia y/o que están en riesgo de sufrirla.

El piloto ha empezado con cinco mujeres que ya se encuentran trabajando en empresas aliadas como el Grupo Konecta, K&G Contratistas Generales, y Construcciones Marítimas y de la Superficie. Además, otras siete se encuentran en proceso de inserción laboral por concurso para cubrir espacios tradicionalmente percibidos como masculinos, logrando así romper estereotipos de género.

La articulación y coordinación entre el MIMP, la AECID y la empresa privada es fundamental para brindarles nuevas oportunidades laborales a las mujeres víctimas de violencia. Es necesario el trabajo de la sociedad en su conjunto para erradicar la violencia contra las mujeres en el país.