Twitter
Youtube
Flickr
Facebook
AECID | Oficina Técnica de Cooperación
Está en: Inicio / Noticias / AECID / OTC / Fondo del Agua | A través de Núcleos Ejecutores lleva

Noticias

Sábado, 27 Noviembre 2021
Viernes, 19 Noviembre 2021
Fondo del Agua | A través de Núcleos Ejecutores lleva agua y saneamiento a familias rurales de Cusco y Apurímac

●En el marco del #DíaMundialDelSaneamiento, el Fondo del Agua presenta un 80 % de avance del proyecto que beneficia a más de 5000 personas, de 16 comunidades de la cuenca del río Santo Tomás, en Cusco y Apurímac.

●En Perú, el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS) ha puesto en marcha un modelo de gestión llamado Núcleos Ejecutores, que involucra a la comunidad organizada en la ejecución del proyecto.

 

En el marco del Día Mundial del Saneamiento, el Fondo del Agua de la Cooperación Española presenta un proyecto de desarrollo en 16 comunidades de la cuenca del río Santo Tomás, en Cusco y Apurímac, para hacer realidad el derecho al agua y saneamiento en la vida de más familias altoandinas.

Este proyecto presenta un avance del 80 % y es posible gracias a un convenio firmado con el Programa Nacional de Saneamiento Rural (PNSR) del Ministerio de Vivienda y la Mancomunidad Municipal del Río Santo Tomás (AMSAT), con la finalidad de mejorar la calidad vida de más de 5000 personas, que viven en comunidades alejadas y dispersas, signadas por la pobreza.

El Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS) está presente en 18 países de América Latina y el Caribe. En el caso de Perú, el proyecto ejecutado por PNSR, ha sido realizado mediante el modelo de gestión de los llamados Núcleos Ejecutores. Este permite que la propia comunidad se involucre en su desarrollo, eligiendo a sus representantes en asamblea pública: un presidente/a, un secretario/a, un tesorero/a y un fiscal, que en conjunto y con el acompañamiento del PNSR, actúan durante el proceso de ejecución, fiscalización y rendición de cuentas.

300

Los Núcleos Ejecutores son organizaciones temporales, constituidas legalmente, con facultad para la toma de decisiones en la contratación del personal técnico, mano de obra calificada y no calificada, compra de materiales, entre otros. Al finalizar la obra, se desactivan, pero queda la capacidad organizativa instalada en la población.

La cobertura de este proyecto abarca a los distritos de Quiñota, Capaccmarca, Colquemarca, Chamaca y Santo Tomás, en la provincia de Chumbivilcas, Cusco y el distrito de Haquira, en la provincia de Cotabambas, en Apurímac. Son 1453 unidades básicas de saneamiento, equipadas con sanitarios, duchas y lavamanos de calidad. Es importante resaltar que, más allá de la infraestructura, esta iniciativa busca sensibilizar y educar a la población para que se apropien de los servicios y comprendan los beneficios de su uso y mantenimiento; y de esta manera, asegurar el bienestar de sus familias y de toda la comunidad.

“El Fondo del Agua es un mecanismo de la Cooperación Española creado en 2007, con el objetivo de hacer efectivo el derecho humano al agua y saneamiento de las poblaciones más vulnerables. En Cusco y Apurímac, se ha realizado un esfuerzo importante y articulado con el Programa Nacional de Saneamiento Rural y la Mancomunidad Municipal Santo Tomás, para contribuir con el Perú al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”, indicó Jose Luis Pimentel, Coordinador General de la Cooperación Española en Perú.

Según el INEI, en el área urbana el servicio de agua llega al 94.9 % de la población, mientras que, en el área rural, solo al 75.6 %. Esta brecha crece en el servicio de saneamiento, que solo es viable para 2 de cada 10 personas que viven en el ámbito rural, lo que se convierte en un foco infeccioso que afecta principalmente a la infancia. A nivel mundial, 3 600 millones de personas, casi la mitad de la población mundial carece de servicios de saneamiento gestionados de forma segura, según las Naciones Unidas.

En Perú, el Fondo del Agua ha implementado un total de 359 proyectos integrales de agua y saneamiento, logrando hacer realidad estos derechos en la vida cotidiana de miles de personas del área rural. Desde hace 10 años, ha logrado impactar en 381 comunidades rurales de Ayacucho, Apurímac, Huancavelica, Cusco, Puno y Piura, y cambiarles la vida a más de 167 500 personas.

Esta iniciativa conjunta, significó una inversión de 11.469.681,04 €, de los cuales, el FCAS aportó 8.742.573,77 € y 2.727.107,27 € fueron asumidos por el PNSR y los municipios de la AMSAT.