Twitter
Youtube
Flickr
Facebook
AECID | Oficina Técnica de Cooperación
Está en: Inicio / Noticias / AECID / OTC / Municipalidad de Cusco y AECID entregan obra de

Noticias

Viernes, 18 Octubre 2019
Lunes, 21 Julio 2008
Municipalidad de Cusco y AECID entregan obra de mejoramiento de Plazoleta de la Almudena

El sábado 19 de julio del 2008,se hizo entrega oficial a la ciudadanía cusqueña, de los trabajos de mejoramiento de la Plazoleta de La Almudena, obra ejecutada dentro del Acuerdo entre la Municipalidad del Cusco y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo - AECID.

La intervención de la Plazoleta de La Almudena es parte de un proceso de actuaciones que tienen como objetivo la recuperación de ambientes urbanos del Centro Histórico del Cusco -declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad-, bajo el principio de la HUMANIZACIÓN de los espacios urbanos, el desarrollo sostenible y la mejora de las condiciones y calidad de vida de sus habitantes.

La PLAZOLETA DE LA ALMUDENA exhibe valiosas riquezas culturales, tanto arquitectónicas como históricas, y principalmente un rico y variado Patrimonio vivo, cuya fuerza y vigencia se manifiesta en las costumbres y tradiciones de los habitantes de este importante sector del Centro Histórico. En este escenario están presentes sus edificios emblemáticos, declarados como MONUMENTOS DE LA NACIÓN: el Templo de La Almudena, la fachada del Cementerio General de La Almudena y el Antiguo Convento y Hospital de los Bethlemitas, inmuebles muy ligados a la tradición y a la misma historia de la ciudad.

Originalmente fue el contexto de la Vice Parroquia de La Almudena, fundada por el Obispo Don Manuel de Mollinedo y Angulo en el Siglo XVII, cumpliendo también la función de parada de arrieros y mulas de este antiguo sector del Cusco, llamado “La Chimba”. A fines del Siglo XIX se convierte además en el espacio preámbulo del Cementerio General de La Almudena, y hoy es el ambiente urbano monumental que sirve de antesala a Instituciones muy representativas de la ciudad, entre ellas el Templo de La Almudena, en el cual se atesora la muy venerada imagen de la VIRGEN DE LA NATIVIDAD en su advocación de LA ALMUDENA, escultura tallada por el escultor cusqueño Juan Tomás Tuyru Tupaq Inka, en el Siglo XVII.